Gestión de la Innovación

Trabajamos en conjunto para implementar el proceso de gestion de la innovación en su empresa

Consultoría en Estrategia e Innovación

Servicios de consutoría en innovación alineada a la estrategia corporativa

Quebrar paradigmas

Lo ayudamos a pensar "fuera de la caja"

Design Thinking

Capturar el valor de las ideas para generar nuevas soluciones

Proyectos de Innovación

Servicios de Implementación de la Innovation Management Office (IMO)

Enfoque basado en las personas

Ayudamos a generar una verdadera cultura de innovación en su empresa

¿Por dónde empiezo a construir una cultura innovadora?


Si está leyendo este artículo probablemente en más de una oportunidad haya participado en una conversación en la cual se haya mencionado el tema de una cultura innovadora. Es de esas cosas en los negocios de la que todos hablan y anhelan, pero pocos trabajan de verdad a conciencia y con medios concretos para lograrlo al interior de una organización.

En esa línea es importante acotar que en los negocios la cultura (con cualquier matiz y/o enfoque) no se crea ni se transforma en seis meses o un año, y evidentemente es inalcanzable si no se asigna recursos para hacerlo; por eso la decisión de cualquier CEO o comité de alta dirección de crear una cultura innovadora sólo se legitima si contempla un presupuesto concreto y una mirada de proceso a mediano/largo plazo.

Ciertamente, si hablamos de apostar por crear una cultura de innovación, es comprensible el miedo a generar una partida presupuestal sin tener algo de sustento (que es realmente necesario), sin embargo muchas veces se llega al otro extremo: el de intentar evaluar esta apuesta solicitando proyecciones bajo información histórica (no olvide que es algo totalmente nuevo, por lo tanto no hay histórico), un benchmark del sector (la cultura de cada organización es distinta) o con una planificación a un detalle prácticamente imposible de llegar; en efecto, si identifica esto en su organización son los signos del desconocimiento, falta de lógica, pensamiento tradicional y poco adaptable de sus ejecutivos.

En principio, nadie que apuesta por algo que es realmente nuevo puede controlar todo; el descubrimiento de soluciones innovadoras implica asumir algunos riesgos. Hay muy pocas cosas 100% seguras cuando hablamos de innovación, pero existe una que sí que lo es: tarde o temprano, nos vamos a equivocar. De hecho, quien le asegure que puede generar innovación sin equivocarse en el camino no sabe lo que dice. No le haga caso, pierde tiempo y dinero.

Entonces, con mentalidad de explorador, ensayemos respuestas.

Para empezar a generar una cultura innovadora es bueno partir de algo que por lo menos sea concreto, quizás valdría la pena saber dónde estoy hoy en relación a cultura innovadora. Ello implica hacer un diagnóstico inicial, es decir hay que saber en qué “status” estamos hoy para visualizar luego hacia donde queremos llegar, y sobre eso lanzarse a explorar el “¿Cómo?” podríamos llegar.

Este diagnóstico se realiza, a través de estudios: cuantitativo (encuesta masiva) y cualitativo (entrevistas a profundidad), ambos buscando extraer información de ocho dimensiones clave de una cultura innovadora, ambos estudios convergen en un informe que sirve de línea base, muy necesaria para medir objetivamente el avance; este informe contiene también insights importantes y potentes que pueden ser muy valiosos para definir posteriormente su estrategia de innovación.

La cultura innovadora tiene como base las personas, y justamente por ello toca saber quiénes se adaptan más rápido y quienes no, siempre tomando en cuenta que no todos van al mismo ritmo, que hay áreas con aproximaciones diversas a la innovación y que todos y cada uno de sus colaboradores son distintos. En la construcción de las bases de una cultura innovadora toca interiorizar que hay 4 posibles posturas:

Los reticentes, que no ven con buenos ojos el cambio y ante alguna propuesta nueva repiten constantemente “… no, porque siempre lo hemos hecho así …”. Debe trabajar para que ellos al menos no obstaculicen sus iniciativas innovadoras.

Los indiferentes que ni suman, ni restan; no presentan mucho interés y están en una zona de confort difícil de quebrar, a ellos probablemente cueste mucho involucrarlos.

Los medio queredores que se entusiasman y están dispuestos a proponer y hablar mucho pero que a la hora de la verdad se agazapan a su escritorio y su manual de funciones. Debe trabajar para involucrarlos activamente en el cambio.

Los apóstoles que son los que se van a sumar a sus iniciativas para generar cultura innovadora, sus mejores aliados, y serán quienes le ayuden a evangelizar  la innovación en su empresa.

 Dentro a este último grupo podría encontrar diversos perfiles, los más comunes serían:

 “Los cuestionadores”, que procesan información, entienden los problemas y están dispuestos a preguntar ¿Porque hacemos/no hacemos las cosas así ...?

“Los creativos”, que ante los desafíos justamente generan ideas y están dispuestos a proponer: "Lo que podríamos hacer es ..."

“Los innovadores”, que no hablan tanto y no solo proponen o complementan ideas  sino más bien implementan y ejecutan.

Un intraemprendedor es el que posee estos tres perfiles: entiende y cuestiona, genera y propone ideas, y finalmente  implementa y ejecuta.

Adicionalmente es fundamental tomar conciencia que una cultura se va movilizando sobre todo en el liderazgo de los mandos medios, más que en el de la alta dirección (cuyo tiempo está dedicado a reuniones, ser la cabeza, dirigir y tomar decisiones), los mandos medios son los que constantemente “pisan la cancha” y conocen mejor la operación,  si bien muchas veces no cuentan con el tiempo suficiente para ellos mismos generar y ejecutar soluciones innovadoras, si son fundamentales para:

Cultivar y transmitir directamente el estilo y aproximación a la innovación en la organización.
Empoderar y dar el espacio necesario a sus equipos para generar innovación.
Brindar apertura para escuchar nuevas ideas y facilitar que estas lleguen a instancias superiores en el tiempo adecuado.
Al final del camino, si en su organización los jefes/supervisores no dan espacio y tiempo adecuado para que la mayor parte de sus colaboradores brinden las ideas innovadoras, o (peor aún) se dedica a matar esas ideas innovadoras antes que lleguen a oídos de la alta dirección; no importa cuando invierta en consultores, comunicación, concursos, premios, etc. no obtendrá resultados.

Conferencia de Diseño de la Propuesta de Valor en Brazil

El pasado 28 de Junio en las instalaciones de Iguassu Coworking en Foz do Iguazu (Brasil), fue invitado el Gerente General de LAPSUS | Consultoría en Gestión de la Innovación, Luis Delgado Corrales, para brindar una conferencia referente a Innovación y Propuesta de Valor. Explicando la metodología Value Proposition Design diseñada por Alex Osterwalder y el equipo de Strategyzer.
La conferencia tuvo la asistencia de varios actores del ecosistema de innovación y emprendimiento de Foz do Iguazu.


La metodología Value Proposition Design le ayuda a hacer frente a un desafío fundamental de todos los negocios: la creación de productos y servicios convincentes que los clientes quieran comprar. Mediante conceptos y herramientas, en formato didáctico tipo "canvas", se puede encontrar el llamado y anhelado "product-market fit" que permitirá construir productos y servicios con una propuesta de valor con cierta legitimidad que nos ayude en la concepción de un modelo de negocios.


En la conferencia se explico la metodología a través del caso práctico de UBER, aprovechando la visita realizada a la Sede Principal en California de este año. UBER en base al conocimiento del cliente y sus estilos de vida viene ensayando propuestas de valor que encajen con lo que cada tipo de persona en sus segmentos desean, coincidiendo con sus necesidades particulares y de esta forma construyendo experiencias que hoy por hoy hacen de UBER la compañía de servicio de taxis más grande del mundo, paradójicamente casi sin poseer vehículos.

Si bien en el Value Proposition Canvas todo es aún una suposición, en base a conversaciones con clientes, brinda un buen punto de partida para trabajar en la validación con miras a generar un Producto o Servicio Mínimo Viable.

De esta forma puede usar su propuesta de valor para focalizar su negocio en aportar valor real a su cliente ideal, continuar mejorando creando soluciones cada vez más enfocadas en solucionar problemas concretos para sus tipos de clientes y reinventarse constantemente. Esta metodología, complementaría y previa al Business Model Canvas, no solo permite crear productos o servicios que se venden sino que aporta la claridad, tan necesaria, para enfocar el negocio a aportar valor real al cliente y diferenciarte de la competencia.






Un peruano visitando Unicornios en Silicon Valley


Hace unos días pude realizar un viaje que tenía planeado desde el año pasado. Visitar el mítico Silicon Valley. Los objetivos del viaje, fueron tres:

1. Encontrar aires nuevos y conocer gente que me inspire
2. Descansar y Comprar un kit de LEGO Serious Play
3. Visitar todos los Unicornios que pueda en 8 días.

Grande fue mi sorpresa cuando un par de días antes de viajar, en la LEGO Shop me salía que el Connections Kit que buscaba esta fuera de stock y no iba a poder comprarlo en USA. Esto se sumaba a que días antes de viajar sólo tenía confirmadas visitas a Facebook (el amigo peruano de un amigo que trabaja ahí), Singularity University (Gracias al buen Gary Urteaga) y Google, por un amigo chileno que trabaja ahí. No era lo que esperaba, pero algo me decía que no baje los brazos. Al fin y al cabo, la esperanza es lo último que se pierde.

Si bien la visita se tornaba complicada, ha sido uno de los viajes más inspiradores que he tenido en mi vida. Me gustó mucho tener que buscar contactos en un HackerSpace, bares y eventos. Y sobre todo, la experiencia de que te cierren la puerta 100 veces en la cara (o que te ignoren) no obstante continuar con aún más ganas y poder abrir algunas ventanas.

Gracias a Dios pude conocer los “Headquarters” de varios unicornios entre ellos: UBER, Google, Facebook, Evernote, Linkedin, Airbnb, Dropbox, etc. y también participar de workshops de Design Thinking en IDEO y Stanford. ¿Cómo lo hice?, Primero por algunos contactos que generé a pocas horas de llegar a San Francisco. Segundo, en eventos que se realizaron en algunas oficinas, una vez dentro le pedía a algún empleado que me haga un pequeño tour apelando a que venía de un lugar lejano llamado Perú, y Tercero (no es algo de lo que me orgullezca) me hice pasar por “intern”, recibiendo: tour premium, capacitación, comida gratis y alguno que otro souvenir. No lo recomiendo, pero la mezcla de adrenalina, coraje y emoción que me llevo a esto me enseño cosas interesantes que espero ir compartiendo en un par de posts en las siguientes semanas.

Finalmente, creo que encontré la inspiración que buscaba conversando (con mi Inglés masticado) con gente, y entendiendo que sólo te ayuda la persona que alguna vez ha sufrido por esa dura experiencia de no tener quien le ayude a resolver un problema, y de pronto alguien que no esperabas ofrece ayuda. Comprobar que la humildad y el bien se difunde gratuitamente en personas que trabajan en empresas que tienen valoración de varios billones de dólares, es un regalo que te llama a continuar la cadena y no dudar en ayudar si es que realmente dentro de tus posibilidades esta ayudar. Les dejo un videíto corto, improvisado y mal editado, que espero pueda ayudar a entender un cachito de mi experiencia allá.        

Visita al Centro de Innovación BBVA en Bogotá, Colombia

Este Martes 17 de Mayo en el Centro de Innovación BBVA de Bogotá se llevará a cabo la charla Open Innovation: Spin Offs vs Start Ups, a cargo de nuestro Gerente General, Luis Delgado Corrales. La misma tendrá como objetivo principal explicar los principios de innovación abierta, su importancia para generar spin offs y su relación con las startups. El mundo corporativo se descubre en un ámbito cada vez más cambiante y muchas veces no puede reaccionar adecuadamente por su estructura y tamaño, es en este escenario donde los proyectos ágiles de alto impacto que apuntan a generar nuevos modelos de negocio se vuelven aún mas relevantes y urgentes, por la facilidad de poder desprenderse de la corporación para penetrar con mayor velocidad el mercado y generar valor con alcance exponencial.

Así mismo, las Start Ups se posicionan con un rol de mayor importancia al generar innovación de alto impacto, cuestionando el "status quo" y digitalizando mercados que por décadas se acostumbraron a ir  al propio ritmo. El sector del comercio retail, transporte privado, hotelería, etc. sufren millonarias pérdidas causadas por las nuevas propuestas de valor de las Start Ups. El software se va a comer el mundo, y aunque muchos no quieran aceptarlo, esto recién ha iniciado y aún existe mucho pan por rebanar.





The Social Swipe: Innovadora campaña para las donaciones





Misereor es la Obra episcopal de la Iglesia católica alemana para la cooperación al desarrollo. Su ayuda se dirige a todas las personas necesitadas, sin distinción de religión, pertenencia étnica, color o sexo. Hace un par de años buscaron hacer algo distinto en relación a las donaciones para sus proyectos de ayuda a personas necesitadas, adicional a las clásicas alternativas de financiamiento por donaciones de empresas, buscando llegar a ciudadanos de a pie en un entorno "retail". Luego de una investigación del perfil de usuarios que no tenían costumbre de realizar donaciones, descubrieron que muchas personas estarían dispuestas a donar cantidades pequeñas a través de su tarjeta de crédito y si les explicaban claramente a donde iba su donación. 

Esta idea gatillo una asociación entre el comportamiento de personas no donantes y el proceso poco ágil para realizar una donación en Alemania; y para responder a este desafío se propusieron una campaña que permita una donación mucho más ágil y sencilla.  Esta campaña ganó en un premio en el 
Festival de Creatividad Internacional de Cannes Lions 2014.

La combinación entre creatividad, caridad, seguridad y conveniencia hace aún más potente la campaña, Colocando "posters digitales" a las afueras de centros comerciales y estaciones de metro, y unas sencillas instrucciones para la autenticación, las personas podían interactuar con "The Social Swipe" que los llamaba a realizar una donación, y de pasada robarles una sonrisa. Podemos destacar la simplicidad y seguridad, pues con tan solo
 solo dos euros, podían ayudar brindando pan diario para familias en Perú, o apoyar en Filipinas a niños encarcelados a reinsertarse a la sociedad. Con proceso de verificación de transacción electrónica incluido. La donación no sólo tenía sentido, si no que se podía hacer aún más tangible con la interacción con las imágenes de "The Social Swipe", potenciando de esta forma la caridad a través de la innovación.